IMG_0624 IMG_0615  IMG_0622IMG_0614

La inyección de espuma rígida de poliuretano en la fachada es una de las actuaciones más eficaces para reducir las pérdidas o ganancias energéticas y las emisiones contaminantes de los edificios. Se puede inyectar poliuretano en cualquier fachada de doble hoja, ya sea de ladrillo, hormigón, cemento, yeso laminado, fibrocemento, metal o madera, siempre que disponga de un espacio hueco en el medio del cerramiento (cámara de aire).

El poliuretano se inyecta en estado líquido en la cámara de aire de la fachada, expandiéndose en el interior y formando una espuma rígida. Para la inyección de poliuretano solo son necesarias pequeñas perforaciones en la fachada por la que introducir el material.

La mejora térmica y acústica que se consiguen son muy importantes ahorrando mucho dinero en calefacción y evitando las condensaciones y puentes térmicos dentro de la vivienda.